29 d’abril 2022

Reflex


 

Vora la mar eternament inquieta...


 El cel ben serè

torna el mar més blau,

d'un blau que enamora

al migdia clar:

entre pins me'l miro...

Dues coses hi ha

que el mirar-les juntes

me fa el cor més gran:

la verdor dels pins,

la blavor del mar.


Joan Maragall

28 d’abril 2022

Tibor, el tigre borni

 Tibor és un tigre de Sumatra, té uns quinze anys i prové del Zoo d'Edimburg dins del Programa Europeu d'Espècies amb Perill d'Extinció. Les principals amenaces que pateix són la destrucció del seu hàbitat natural i la caça furtiva, per a comercialitzar amb els seus òrgans o exhibir-los com a trofeu.

De petit, Tibor, es va ferir en l'ull dret; malgrat els esforços veterinaris del seu zoo, la ferida va derivar en un glaucoma, que va provocar que quedés borni, la qual cosa no ha estat inconvenient perquè fos acollit pel Zoo de Barcelona.

El tigre és el felí més gran, encara que la subespècie de Sumatra és, actualment, la més petita de totes elles. Es distingeix pel seu color més fosc, per tenir una petita crinera en el clatell i per ser la subespècie que té els flocs de la cara més llargs.


Fent ús del photoshop, li he recompost l'ull; llàstima que no ho pugui fer físicament.



25 d’abril 2022

La Línea P (Valle de Tena - Huesca)



 La Línea P, la paranoia de Franco (elcorreo.com)

La mayor obra de fortificación militar construida en Europa tras la Segunda Guerra Mundial se ubicó en España. Bajo la denominación oficial de Organización Defensiva de los Pirineos, la dictadura de Francisco Franco construyó entre 1937 y mediados de los cincuenta un conjunto de búnkers con la finalidad de impermeabilizar la frontera con Francia ante una hipotética invasión, bien de los republicanos exiliados o los maquis y sus aliados, una vez finalizada la Guerra Civil.

Existía asimismo temor por una posible operación relámpago de las tropas nazis de Adolf Hitler, que, en su afán de controlar todo el territorio continental, vigilaban los pasos fronterizos galos mediante la Gestapo a pesar de que oficialmente era el régimen colaboracionista de Vichy quien debía hacerlo. La amenaza aumentó tras el desencuentro del Fuhrer con el Generalísimo en la entrevista de Hendaya.

El régimen quiso imitar la Maginot francesa o las alemanas Hindenburg o Sigfrido. En ese intento nació la llamada Línea P o Línea Pirineos. Fue la gran paranoia de Franco. La militarización de la cordillera que separa a España de las Galias y constituye una frontera natural abarcaba aproximadamente unos quinientos kilómetros, desde el Cantábrico hasta el Mediterráneo, con un proyecto inicial faraónico que contaba con entre 8.000 y 10.000 asentamientos militares, aunque solamente se construyeron unos 4.000.

El plan original estaba ideado para que cada centro estuviera rodeado de trincheras comunicadas entre sí, con pozos, observatorios y alambradas. Alojarían un arsenal compuesto por ametralladoras, cañones antitanque, piezas de infantería y morteros. Los asentamientos estaban divididos en cinco modalidades: de observación o mando, de combate, de artillería, a cielo abierto o abrigos.

Muchas de las fortificaciones habían sido erigidas por las tropas republicanas en los frentes de combate de la contienda fratricida, siendo modificados por los nacionales en plena guerra, a medida que controlaban territorios, o una vez finalizada mediante la utilización de presos políticos. Los trabajos se realizaron en el más absoluto de los secretos militares.

El sigilo fue tal que en 1946 la ONU investigó si en los Pirineos se estaba construyendo una estructura de carácter ofensivo, lo que, finalmente, fue descartado por su técnicos tras inspeccionar parcialmente la zona. Franco consiguió que los inspectores sólo visitaran pueblos, donde los soldados fueron disfrazados con trajes de paisano y ocultados en los bosques. Además camuflaron algunos fortines colocando delante grandes letreros en los que se anunciaban hoteles.

No obstante, la efectividad a la hora de la calidad de las obras no fue tan escrupulosa y los búnkers adolecieron de numerosas deficiencias. Los expertos que las han analizado en la actualidad aseguran que las dimensiones de los nidos no eran las adecuadas para las nuevas armas, muchos estaban prácticamente al descubierto o en zonas estratégicamente malas y además algunas de las protecciones de hormigón difícilmente podrían resistir los obuses más potentes. Además, las estrategias bélicas habían cambiado tras el desembarco de Normandía y la demostración de la viabilidad de los lanzamientos masivos en paracaídas.

Se usaron cantidades ingentes de hierro y cemento, materiales que escaseaban en la postguerra. Gran parte de este material acabó en manos privadas, porque los militares idearon negocios paralelos y tampoco era de extrañar que se derivaran a construcciones particulares.

La obra nunca llegó a culminar ni entró en servicio, aunque el Ejército mantuvo activo el plan hasta 1985. Lo abandonó una vez que España ingresó en la Comunidad Económica Europea y formó parte también de la estructura militar de la OTAN. Desde entonces esta infraestructura militar defensiva ha derivado en un recurso patrimonial de primer orden y en una atracción turística más. Sin embargo, la falta de mantenimiento en realidad han convertido los búnkers en refugio de murciélagos, de cazadores o pastores, o, en el peor de los casos, centro de atención de los recuperadores de chatarra.

24 d’abril 2022

Com un mirall (Parc Olímpic del Segre)


 El Parc Olímpic del Segre és un equipament que va ser construït a la Seu d'Urgell pels Jocs Olímpics de Barcelona 92 per acollir el piragüisme en la disciplina d'eslàlom. Està situat vora el riu Segre mitjançant un canal artificial paral·lel de 800 metres que es bifurca en dos canals d'aigües braves d'un total de 500 metres de llarg. El desnivell d'aquests canals d'aigües braves és de 6,5 metres amb un cabal de fins a 15 m3. El Parc del Segre disposa d'una mini central hidroelèctrica reversible, que, per una banda, produeix electricitat, i per l'altra, en èpoques de sequera garanteix el suficient cabal d'aigua per la seva utilització. També té un sistema de remuntadors mecànics que estalvia a l'esportista de baixar de l'embarcació i pujar de nou a peu.

Actualment, a més a més, de celebrar diverses competicions d'eslàlom, s'explota per al turisme de la zona amb diverses activitats d'aventura com el ràfting, l'hidrotrineu, bicicleta tot terreny o btt, nòrdic walking i d'altres.

23 d’abril 2022

Pati dels Tarongers - Palau de la Generalitat de Catalunya


 Desde mediados del siglo XV, el 23 de abril se celebra cada año en Catalunya la Diada de Sant Jordi (San Jorge). Sant Jordi, es patrón de Catalunya desde el año 1094 y es para los catalanes, el héroe protector que venció al dragón y salvó a la princesa, símbolo de la victoria sobre el mal.

A lo largo de los años, se ha consolidado como una fiesta tradicional y emotiva en la cual los enamorados se intercambian una rosa y un libro. Es una fiesta popular y pacífica, que exalta unos valores tan humanos como son el amor, la cultura y el patriotismo.

Las rosas y los libros, que se regalan a las personas queridas, llenan por un día, las calles y las plazas de todas las ciudades y pueblos de Catalunya. Es por lo tanto, una fiesta de participación popular con unas características probablemente únicas en el mundo, tal vez, entre otras cosas, porqué es un "día festivo", que los catalanes celebran trabajando.

Sant Jordi es por excelencia el patrón de los enamorados en Catalunya, robándole en este sentido, casi todo el protagonismo a San Valentín, aunque muchos catalanes lo celebran tanto el 23 de abril, como el 14 de febrero. Pero casi todas las personas que viven en Catalunya, siguen la tradición, que consiste en que el hombre regala a la mujer una única rosa roja con una espiga de trigo y la mujer le regala a su amado un libro.

¿Por qué una única rosa roja acompañada de una espiga de trigo y no cualquier otra flor?

Porqué según la tradición, en este obsequio se aúnan tres características: una única flor, que simboliza la exclusividad del amor por parte del enamorado, el color rojo de la rosa, que simboliza la pasión y la espiga de trigo, que simboliza la fecundidad. Por eso es un buen elemento para regalar a una persona amada en un día tan especial como este.

A esta tradición centenaria, se suma el hecho de que en 1995, la UNESCO declaró también el 23 de abril Día Mundial del libro.

La leyenda de Sant Jordi y el dragón es común a casi toda Europa, y muchos países como Inglaterra, Portugal o Grecia, la han cogido como suya. En Catalunya, es en la población de Montblanc donde arraigó con más fuerza y hoy en día se celebra la Setmana Medieval de Montblanc. En ella, junto a otros actos, se representa cómo el santo mató al dragón que tenía tiranizada la capital de la Conca de Barberà. En las antiguas murallas de la ciudad todavía hay un portal conocido como Portal de Sant Jordi, por donde se dice que salió el caballero después de matar a la bestia.

Sant Jordi, por último, marca el comienzo de la primavera. Por eso es el momento de salir a la calle a pasear y disfrutar del buen tiempo. La venta de libros y rosas, además del negocio y la reivindicación cultural, se convierte en una celebración popular en el que se entremezclan otros actos (sardanas, castells, exposiciones...) que hacen que la fiesta sea más fiesta que nunca.

18 d’abril 2022

Avui han arribat

 Com cada any i no fallen mai, arriben a casa a nidificar una o dues parelles d'oronetes i avui han arribat, no sé d'on vénen, però arriben. I estem contents perquè això vol dir que ha passat un any i seguim amb vida, una mica més atrotinats, això sí, però amb vida.

He posat aquesta fotografia de l'any 2020 perquè segurament alguna d'ellas serà de les que han tornat avui i he volgut recordar-les perquè en aquelles dates jo també hagués volgut volar i no podia per la maleïda pandèmia que tantes vides es va emportar.

Moltes gràcies per tornar i sempre sereu benvingudes.



16 d’abril 2022

Parc Olímpic del Segre


 El Parc Olímpic del Segre és un equipament que va ser construït a la Seu d'Urgell pels Jocs Olímpics de Barcelona 92 per acollir el piragüisme en la disciplina d'eslàlom. Està situat vora el riu Segre mitjançant un canal artificial paral·lel de 800 metres que es bifurca en dos canals d'aigües braves d'un total de 500 metres de llarg. El desnivell d'aquests canals d'aigües braves és de 6,5 metres amb un cabal de fins a 15 m3. El Parc del Segre disposa d'una mini central hidroelèctrica reversible, que, per una banda, produeix electricitat, i per l'altra, en èpoques de sequera garanteix el suficient cabal d'aigua per la seva utilització. També té un sistema de remuntadors mecànics que estalvia a l'esportista de baixar de l'embarcació i pujar de nou a peu.

Actualment, a més a més, de celebrar diverses competicions d'eslàlom, s'explota per al turisme de la zona amb diverses activitats d'aventura com el ràfting, l'hidrotrineu, bicicleta tot terreny o btt, nòrdic walking i d'altres.

Ermita de Sant Francesc de Blanes